INFANTIL: CarlaEsther

PEDAGOGA: Rebeca

PRIMARIA: Luis | Ali | Belén | María

Carla

“Este proyecto, en lo profesional, me ha solventado muchas de las dudas e inquietudes pedagógicas que tenía cuando comencé mi búsqueda. Es un proyecto vivo y con un nivel de actividad e intensidad alto, en el que aprendemos de manera constante gracias a niños y niñas y a sus familias. Cada año lo rediseñamos en base a sus evaluaciones y a nuestra propia observación del día a día. Esta revisión de las decisiones tomadas nos hace reflexionar constantemente sobre nuestra práctica pedagógica”

Carla

“Este proyecto, en lo profesional, me ha solventado muchas de las dudas e inquietudes pedagógicas que tenía cuando comencé mi búsqueda. Es un proyecto vivo y con un nivel de actividad e intensidad alto, en el que aprendemos de manera constante gracias a niños y niñas y a sus familias. Cada año lo rediseñamos en base a sus evaluaciones y a nuestra propia observación del día a día. Esta revisión de las decisiones tomadas nos hace reflexionar constantemente sobre nuestra práctica pedagógica».

Esther

“Cuando llegué a Andolina me encontré un camino de esfuerzo, dedicación y pasión, de ensayo y de error. Cada día en el cole es diferente; pasan multitud de cosas en una misma mañana que te agitan el “alma”. Trabajar en Andolina es exigente e intenso y al mismo tiempo gratificante y enriquecedor. Es un espacio de crecimiento y cuidado mutuo, de aprendizaje continuo, donde poder ser a cada momento. Un “mirar la vida” desde el cariño y el respeto, acogiendo los buenos y malos momentos y cuidando de las necesidades que nos van surgiendo.”

Esther

“Cuando llegué a Andolina me encontré un camino de esfuerzo, dedicación y pasión, de ensayo y de error. Cada día en el cole es diferente; pasan multitud de cosas en una misma mañana que te agitan el “alma”. Trabajar en Andolina es exigente e intenso y al mismo tiempo gratificante y enriquecedor. Es un espacio de crecimiento y cuidado mutuo, de aprendizaje continuo, donde poder ser a cada momento. Un “mirar la vida” desde el cariño y el respeto, acogiendo los buenos y malos momentos y cuidando de las necesidades que nos van surgiendo.”

Rebeca

“Andolina es un ecosistema familiar en el que el AMOR y el RESPETO por la libertad de SER componen la energía que nos mueve día a día y nos hace crecer y aprender. No se trata solo de un lugar o una manera de entender la educación sino de vivir y convivir cuidando las necesidades individuales de cada persona al mismo tiempo que tratamos de aumentar el sentimiento de tribu.”

Rebeca

“Andolina es un ecosistema familiar en el que el AMOR y el RESPETO por la libertad de SER componen la energía que nos mueve día a día y nos hace crecer y aprender. No se trata solo de un lugar o una manera de entender la educación sino de vivir y convivir cuidando las necesidades individuales de cada persona al mismo tiempo que tratamos de aumentar el sentimiento de tribu”.

Luis

“Andolina es un lugar donde todo es dinámico y vivo. Andolina es exigente, emocionante y un reto para el profesorado: una escuela en constante evolución. Fomentamos el cuidado y las relaciones entre los seres humanos. Aquí, cada persona es única, así les vemos, les miramos, con sus intereses, motivaciones y todo su potencial. Tiene toda nuestra confianza”.

Luis

“Andolina es un lugar donde todo es dinámico y vivo. Andolina es exigente, emocionante y un reto para el profesorado: una escuela en constante evolución. Fomentamos el cuidado y las relaciones entre los seres humanos. Aquí, cada persona es única, así les vemos, les miramos, con sus intereses, motivaciones y todo su potencial. Tiene toda nuestra confianza.”

Ali

“Un espacio de crecimiento y aprendizaje para peques, familias y acompañantes. Andolina es un espacio seguro donde poder aprender cada cual a su ritmo, según sus intereses y contando siempre con el apoyo, respeto y cuidado de los/as demás. Y  me gusta mucho que esto lo hacemos en conjunto, cooperando, enriqueciéndonos de lo diferente y única que es cada persona y cuidando tanto de cada una de ellas como del colectivo que formamos.”

Ali

“Un espacio de crecimiento y aprendizaje para peques, familias y acompañantes. Andolina es un espacio seguro donde poder aprender cada cual a su ritmo, según sus intereses y contando siempre con el apoyo, respeto y cuidado de los/as demás. Y  me gusta mucho que esto lo hacemos en conjunto, cooperando, enriqueciéndonos de lo diferente y única que es cada persona y cuidando tanto de cada una de ellas como del colectivo que formamos”.

Belén

“Un espacio educativo de crecimiento y enriquecimiento personal y profesional. Es un lugar de aprendizaje continuo donde niños, niñas, familias y profes trabajamos cada día para mantener la ilusión, las ganas de aprender y de superar los distintos retos que se proponen. Donde cobran importancia las pequeñas cosas cotidianas, la convivencia, el cuidado, donde poder ser tal como eres y sentirte valorada. Para mí Andolina es un auténtico regalo.”

Belén

“Un espacio educativo de crecimiento y enriquecimiento personal y profesional. Es un lugar de aprendizaje continuo donde niños, niñas, familias y profes trabajamos cada día para mantener la ilusión, las ganas de aprender y de superar los distintos retos que se proponen. Donde cobran importancia las pequeñas cosas cotidianas, la convivencia, el cuidado, donde poder ser tal como eres y sentirte valorada. Para mí Andolina es un auténtico regalo”.

María

“Andolina es un espacio y un tiempo para “ser”. Es un proyecto en el que se da una escucha activa y una observación profunda que permiten acompañar todos los procesos de aprendizaje y desarrollo de manera cuidada y respetuosa. Andolina se respira con toda la intensidad, exigencia y esfuerzo que supone el día a día, pero también con la alegría, la ternura y el amor que brota de un proyecto lleno de vida e ilusión.”

María

“Andolina es un espacio y un tiempo para “ser”. Es un proyecto en el que se da una escucha activa y una observación profunda que permiten acompañar todos los procesos de aprendizaje y desarrollo de manera cuidada y respetuosa. Andolina se respira con toda la intensidad, exigencia y esfuerzo que supone el día a día, pero también con la alegría, la ternura y el amor que brota de un proyecto lleno de vida e ilusión.”